> Wasanga 100% Razones para desconfiar

Llevo ya varios días viendo anuncios en redes sociales y blogs sobre las maravillas del sistema wasanga 100%. En un primer momento me pasó desapercibido, a continuación me resultó simpático -en aparencia son un grupo más de emprendedores haciéndose su hueco y hablando de su experiencia-, pero tras ver un par de sus vídeos empezó mi desconfianza.

Sí, esta es una entrada de un desconfiado. Apreciado lector, tómatela como tal, ni pretendo sentar cátedra, ni tengo la verdad absoluta. Desconfío, y no creo que sea malo que tú hagas lo mismo.

Seamos bien pensados y no asumamos de salida que se trata de una estafa piramidal o un Esquema Ponzi (en los vídeos de propaganda del producto se ocupan de desmentir este respecto, el que se confíe en su palabra o no ya es cuestión de cada uno), y centrémonos en el producto principal en sí que están vendiendo: un sistema de blog, por el que se cobra ni más ni menos 20 dólares al mes. Repetid conmigo: 20 dólares al mes.

¿Cuál es el valor real de una plataforma de blogs? Bien, pues eso depende de una factor fundamental: el uso que se le vay a dar. No puedo poner en duda la capacidad tecnológica de la plataforma que se oferta. No la conozco lo suficiente. Ahora bien, preguntate antes de comprar nada: ¿para qué quiero un blog?

Bien, el mayor valor, al menos en el que más se insiste tanto en los vídeos como en las entradas de los diversos blogs que patrocinan este sistema, se basa en el sistema de ingresos que asegura una rápido retorno de la inversión y ganar dinero en breve.

Voy a centrarme en el esquema propuesto en sus primeros pasos. Tú compras el uso del blog (por 20 dólares al mes) y te lanzas a la consecución de nuevos usuarios. Del primero al que se lo vendes recibes 20 dólares (¡Con lo que ya has recuperado tu inversión! No corras, espera que termine mi explicación). De la segunda venta que realices no recibirás nada, esta pasará íntegra a la persona que te vendió a ti el producto (se puede argumentar que es lo justo, es la manera de que todos ganemos, ¿seguro que es así?) .

Este esquema se repite y parte de tus ventas van a la persona a la que compraste el producto (en las ventas 4-8-12-16…). Como contrapartida si las personas (no olvides que son personas, como tú que quieren ganar dinero, no son meros activos financieros) a las que has vendido el blog hacen ventas, recibirás el importe de su venta 2-4-8-12 …

También es necesario señalar que de las ventas heredadas también heredas las ventas que estos a su vez realicen, con lo que se potenciarían aún más tus hipotéticas ganancias.

Parémonos a reflexionar un momento. Para que el sistema se sontenga tiene que haber por necesidad en un momento dado personas (sí, son personas) que no hayan vendido ni un solo blog. Estas personas ni tienen retorno de la inversión, ni tienen ganancia (es más están perdiendo 20 dólares).

Pongamos que eres un persona normal y que te sientes atraída por la posibilidad de “ganar dinero fácil en Internet”. ¿A quién le venderías “el producto”? Lo más probable es que acabes ofreciendoselo a tus familiares y conocidos. Es posible que alguno, medio por compromiso, lo compre. Pero también es posible que nadie lo haga. Para que el sistema funcione es necesario que haya compradores que no vendan, ¿y cuanto tiempo permanecerías tú en una plataforma de blogs, cuyo mayor atractivo es ganar dinero, si no lo ganas?

La concepción del sistema hace aguas. Me parece algo tan obvio que ponerlo por escrito me resulta un tanto superfluo. Pero sin duda tiene que haber personas que lo estarán contratando, de ahí esta entrada. Los únicos que a mi entender tienen verdaderas ganancias y no propinas son quienes lanzaron el sistema pues mientras haya ventas ellos obtendrán beneficios.

Aunque me he centrado en el tema de las ganancias, por ser que probablemente más atraiga a la gente, hay varios aspectos más que hacen que desconfíe mucho de este sistema, como que el blog de uno de los creadores sea poco más que una hoja en blanco bajo wordpress.

En definitiva, cada cual que haga lo que quiera, pero en mi opinión este sistema hace aguas y es más probable que tí o alguien cercano a ti pierda dinero a que lo ganes.

Editado el 31-08-2013

Ya hace unos meses de la publicación de este post. Podría haber relaizado un post propio para este añadido, pero creo que es mejor dejar toda la información sobre este asunto en un solo lugar. Además tampoco quiero darle una relevancia y peso dentro de este blog. Ni que decir tiene, que pese al tono moderado de la entrada, no dejó de sorprender lo furibundo de alguno de los ataques.

En este tiempo hemos recibido varios correos de visitantes que también dudaban de las bondades de wasanga y nos pedían más información para poder disipar sus dudas (la mayor parte nos preguntan si wasanga es confiable o directamente una estafa). Nosotros no poseemos más información que la que aparece en la web y que ya de por sí da razones de sobra para desconfiar de este producto. Por otro lado hemos recibido numerosos comentarios, la mayor parte de ellos cargados de insultos o razonamientos circulares, razón por la que hemos decidido moderarlos (siguiendo el viejo principio de no alimentar al troll).

Hay varios de estos comentarios que inciden en el hecho de la obviedad no les parece tal. Para mayor facilidad, sin pretender menospreciar la inteligencia de nadie, vamos a exponer una lista de puntos fundamentales (aunque no deja de parecerme increible el tener que desmontar pasito a pasito algo que parece tan obvio):

1) Para comenzar a utilizar el sistema de piden un desembolso inicial de 20 dólares mensuales, es decir 360 dólares al año.

2) Las funcionalidades y características del blog que te ofrecen son similares a otras del mercado, pero estas cuestan menos de la mitad.

3) El único modo relevante de este sistema para generar ingresos es que tú vendas este producto a terceros.

Me extiendo en este punto:

a) Muchos pensarán que con el sistema de referidos, con vender un blog es suficiente para recuperar la inversión. El problema radica en que aunque tú lo vendas, aquel al que se lo has vendido pensará lo mismo, pongamos que lo consigue y vende uno. Pero tarde o temprano alguien en la base de la pirámide no conseguirá vender ni un solo blog y dejará de pagar la cuota mensual. Si es así, alguien en el nivel superior empezará a tener pérdidas y por lógica dejará de pagar los veinte dólares. Esta cadena de acontecimientos puede tardar más o menos, pero es inevitable (solo lo amplio de Internet y la posibilidad subsiguiente de ir picando en distintos grupos y países prolonga el sistema sin colpsar, a escala de los promotores, que no de los particulares).

b) Reflexiona, piensalo bien. No te están vendiendo una plataforma de blogging, lo que se necesita de ti es que pagues y te conviertas además en vendedor de tu producto. Lo de menos es el blog (salvo como obvia plataforma para conseguir ventas).

4) Si lo que deseas es ofrecer contenidos de calidad y crear audiencia en un nicho específico hay modos mucho más baratos, desde pagar tu propio dominio en wordpress.com (o incluso uno asociado a blogger si te resulta más cómodo) hasta planes de alojamiento anuales por unos 80 euros (con blog ya instalado o sistemas automatizados muy sencillos para su instalación). En cualquier caso el costo será muy inferior y sin entrar en una feria de ventas en multinivel.

Ahora, como no, la decisión final es tuya, pero nuestra recomendación es que no desperdicies ni un solo euro en este asunto.

Editado el 02-08-2013

Rápido añadido, ante las acciones de un pequeño ejército troll que ha clamado sobre el sexo de los ángeles:

Artículo 24 Prácticas de venta piramidal

Se considera desleal por engañoso, en cualquier circunstancia, crear, dirigir o promocionar un plan de venta piramidal en el que el consumidor o usuario realice una contraprestación a cambio de la oportunidad de recibir una compensación derivada fundamentalmente de la entrada de otros consumidores o usuarios en el plan, y no de la venta o suministro de bienes o servicios.

Extraído de la Ley 3/1991, de 10 de enero

Editado el 03-08-2013:

A raíz de esta entrada nos han preguntado vía twitter, varias dudas sobre esto temas. Vamos a ilustrar los enlaces de arriba con un vídeo editado por el periódico La Vanguardia

Más claro agua. Cada cual que piense lo que quiera y tome sus propias decisiones.

Editado el 28-03-2014:

Casi hace un año que escribí esta entrada y sigue dando de que hablar. Ladran, luego cabalgamos. Como son bastantes los que me piden más info sobre el tema, voya optar por ir publicando enlaces a entradas sobre el tema que me parezcan relevantes (poco a poco, he leído varias muy esclarecedoras, pero no las guardé en favoritos en su momento):

ENLACES DE INTERÉS (Corregido a febrero de 2016)

Pongo aquí el siguiente enlace que rrika ha dejado en los comentarios de la entrada (no sea que algún visitante no los lea). Según un artículo del periódico El espectador, el gobierno colombiano advierte sobre una serie de firmas que podrían ser pirámides ilegales:

http://www.elespectador.com/noticias/economia/advierten-de-seis-firmas-podrian-ser-piramides-ilegales-articulo-494720

Editado Febrero 2016

Han pasado más de tres años desde que escribí esta entrada y continúan llegando visitas directas a ella, lo que indica el interés que sigue suscitando. Y es que Wasanga, por desgracia, continúa activa (dada la amplitud de la red es más que posible que aún sea un negocio para sus creadores).

Sin embargo no es el caso de varios de los blogueros que defendían a wasanga en los comentarios de esta entrada. Sus blogs han desaparecido, así como los canales de youtube y sus vídeos, algo lógico por otra parte, dada la naturaleza del “negocio”.

Por curiosidad, he buscado algo de info sobre ellos en la red y, con excepción de un caso que ha saltado a la nueva y más brillante oportunidad en Internet para hacer negocios (lo que me lleva a preguntarme sobre su catadura ética). El resto han abandonado los negocios fáciles.

Una pregunta que siempre me generan estos casos es ¿Por qué no son más numerosos los que después de pasar por estas actividades revelan lo que realmente son? No es a mí a quien corresponde contestarla, aunque puedo suponer que se debe a una mezcla de verguenza, culpabilidad y orgullo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies